domingo, 9 de abril de 2017

TEATRO: El miracle d'Anne Sullivan


La autobiografía de Hellen Keller "The Story of My Life", publicada en 1903, inspiró un episodio (escrito por William Gibson) de una serie de TV estadounidense emitida en 1957. Ese episodio fue adaptado a la obra de teatro "The Miracle Worker" del mismo autor, estrenada en 1959. Posteriormente, en 1962, se estrenó una película con el mismo título.

Pues bien, fui a ver "El miracle d'Anna Sullivan", dirigida por Empar López, sin conocer la historia. Sólo sabía que trataba sobre una niña sordo-ciega.


Después vi la película de 1962 y casi relacionaba cada escena y cada frase con lo que vi en el teatro. La ambientación podría decir que es prácticamente idéntica (gracias a la escenografía, los materiales, el vestuario y la música, y con la ayuda de la iluminación). Incluso encontré un gran parecido físico entre las actrices que interpretan a Anne Sullivan en la película y en la obra de teatro.


En el pequeño escenario del Teatre del Raval se recrean varios espacios diferentes. Y consiguen realmente que los veas y sientas como diferentes.



La actuación es excelente en todos los actores:
  • Mar Ferrer como Helen Keller (la niña).
  • Míriam Escurriola como Anne Sullivan (la profesora).
  • Jep Barceló como Arthur Keller (el padre).
  • Andrea Portella como Kate (la madre).
  • Rosa Serra como Eva (la tia).
  • Carles García como James Keller (el medio hermano).
  • Màrius Hernández como Amagnos/el Doctor.
  • Tai Feti como Viney (la criada).
Los movimientos, cadencia, expresiones y actitudes de todos los actores y actrices, se corresponden con los de la película de 1962. Y consiguen perfectamente expresar y transmitir cada personaje.


Por supuesto hay que destacar a las dos protagonistas. La interpretación de Helen es extraordinaria. Llegué a preguntarme si realmente era una niña ciega. Incluso entre escena y escena, cuando se bajaban las luces, ¡también se movía como durante la actuación para cambiar de lugar o entrar y salir del escenario! Y la interpretación de Anne Sullivan es impecable, muy dura y muy bien realizada. La actriz se mete en el personaje de lleno, ves cómo lo siente, cómo lo vive.


El teatro normalmente muestra las cosas de una forma más real, por la presencia en vivo y en directo. Pero en esta obra la realidad se mantiene en algunos casos a rajatabla: puedes ver las lágrimas y el sufrimiento de los personajes, y las luchas, bofetadas o jarros de agua a la cara, son de lo más reales (muy buen trabajo de coreografía/combate escénico).

Un gran trabajo en todos los aspectos.

La historia, aunque esté basada en hechos reales sucedidos a finales del siglo XIX, siguen siendo actuales. Podemos sentir la exclusión frente a la sordo-ceguera, la lástima y el darlo por inútil. Vemos el ansia de superación, la tenacidad y generosidad de hacer todo lo posible por generar un aprendizaje que parece imposible, la rabia e impotencia por no poderse comunicar, la soledad...

Una obra que emociona (sobre todo por momentos positivos) y que te puede hacer reflexionar sobre un tema poco conocido como es la sordo-ceguera.

Si no has visto la obra, ni la película, te las recomiendo, animate a transportarte a una situación que quizás no conozcas y a pasar un buen rato de Teatro con mayúscula.

domingo, 12 de marzo de 2017

TEATRO: DIRTY DANCING

Genial. Todo un ESPECTÁCULO (sí, en mayúsculas).

Aunque se suele clasificar como un musical, en realidad es muy poco musical. Hay mucha música, pero es más teatro que musical. De hecho, los protagonistas no cantan (como sucede en la peli), se centran en actuar (justillo, no es el punto fuerte...) y en bailar (mucho y muy bien).

Por supuesto, es una versión teatral de la conocida película "Dirty Dancing" con Jennifer Grey como Frances "Baby" Houseman y Patrick Swayze como Johnny Castle.

Una película estrenada en 1988 en España, una historia que trata temas totalmente vigentes: las diferencias sociales, el aborto, el ser uno mismo, la honestidad, los prejuicios, la liberación de la mujer (aún actual), la integridad, la justicia... y, cómo no, el amor.


En este caso los protagonistas están interpretados por Amanda Digón y Christian Sánchez. En ambos casos desarrollan unos personajes ya muy conocidos, lo que no es nada fácil. Y los dos consiguen que identifiques a los actores de la película original, tanto por el aspecto (el peinado y la ropa ayudan mucho, claro) como por los movimientos y la actitud. Además de bailar fantásticamente.


Una "pega" es que los diálogos eran un pelín acelerados. Algunas pausas y un poco menos de velocidad habría dado más naturalidad a los diálogos.

La actuación, en general, es flojilla, ya que recitaban más que interpretar. La velocidad tampoco ayudaba...

La escenografía y puesta en escena, estupenda. Un trabajo de producción muy bueno. Con unos cambios de "escenario" muy currados. A destacar la escena en el lago, que está muy muy conseguida, realizada de una forma muy original y realista. Y un final apoteósico, que te levanta del asiento.

Viendo esta obra, revives paso a paso la película, con sus sentimientos, personajes, emociones, diálogos. Quizás incluso más intensamente por la realidad y presencia de la actuación en teatro.

Hay algunos puntos clave, de esos a los que todo el mundo reacciona o incluso espera. Uno de ellos es la escena en el lago que, como ya he comentado, es de uau, excepcional. OJO - en el resto del párrafo desvelo algo que quizás mejor que no leas para que sea más sorpresa. Además, está el momento en el que el buenorro de Johnny Castle/Christian Sánchez enseña el culo (como hace Patrick Swayze en la peli, pero recreándose un poco para disfrute de los asistentes). También está el momento en el que Johnny entra por el pasillo de platea hacia el escenario. El momento final de la actuación de Johnny y "Baby" con "(I've Had) The Time of My Life". Y, por supuesto, el momento del famoso salto del ángel, tan esperado y emocionante.

Además, muy acertadamente se introduce el contacto con el público, explicito implícito. Y el implícito a veces incluso te hace sentir que estás en el hotel Kellerman's, sentado en una mesa entre los demás personajes.
 

Divertido, espectacular, emocionante, para pasar un muy buen rato disfrutando de actuación, escenografía, música y baile, que ponen sobre la mesa ciertos valores. ¿Qué más se puede pedir?

domingo, 12 de febrero de 2017

LA LA LAND (VOS)

Muy buena, innovadora y refrescante.

Más que un musical (que lo es), me ha parecido un homenaje a los antiguos musicales, con referencias a "Cantando bajo la lluvia", "West Side Story", "Un americano en París" o "Grease", por ejemplo. Por supuesto hay partes cantadas, pero tampoco tantas, y algunas son bailadas sobre una melodía instrumental. En todo caso es una versión más moderna de los musicales.


Bueno, antes me detengo un poco en el título. Como sabemos, "land" es "tierra", así que lo primero que podemos pensar es que se trata de "la tierra o el país del la, la", y como es un musical, pues eso: "la tierra de la música", o algo similar. Bien. Pero la cosa tiene más miga.

En inglés, "estar o vivir en la-la land" significa "pensar que cosas que son completamente imposibles pueden pasar, más que entender cómo son realmente" (Cambridge Dictionary), o "estar en un estado mental de ensueño y euforia, fuera de la dura realidad de la vida, o estado mental de alguien que no es consciente de lo que pasa en la realidad" (Merriam-Webster).

O sea, "estar en babia" o "estar en las nubes".

"La la land" es, pues, un lugar imaginario, de fantasía, donde te pierdes cuando piensas en un mundo ideal, o en tu vida ideal, donde están los sueños...

Además, "LA" es la abreviación de Los Ángeles, que es donde se desarrolla la historia de la peli. Y "LA-LA Land" también se usa como apodo de Los Ángeles o específicamente de Hollywood (Oxford), seguramente haciendo referencia al sueño de ser estrellas que tienen muchas de las personas que están en Los Ángeles.

Bien. Pues el juego de palabras del título en realidad ya nos está introduciendo en lo que va a ser la peli.

Empezamos con una canción que establece un tono de alegría, diversión, energía, felicidad... Tuve ganas de levantarme y ponerme a bailar. ¡Vaya inicio! Y al final casi aplaudo, como si toda esa gente hubiera estado realmente allí delante.

Y claro, un inicio así, establece ciertas expectativas...


Tras esa explosión de energía de la canción inicial, la primera parte de la peli baja el nivel.

Aunque no está mal, resulta una historia un poco típica, con una buena actuación, con la atmósfera y colores que te llevan a los antiguos musicales... Bien, correcta. Pero sin más. Un poco típica, un poco monótona, hasta un poco pastelosa...

Te vas metiendo en la historia y piensas que es la historia de amor de siempre, y que no parece que vaya a dar mucho más de sí. 

Aunque aparecen los sueños de cada protagonista, y sus intentos de conseguirlos, el hilo parece centrarse más en la relación entre ellos.

Eso sí, ya en esa primera parte se plantea una gran disyuntiva: elegir el sueño de tu vida (en este caso profesional-artístico) o elegir el amor. ¡Vaya dilema!

Cómo no, los protas apuestan por el amor (en una típica romántica historia de amor, ¿qué podemos esperar?...).

Peeeeero... llegamos a un punto de inflexión.

¡¡¡OJO!!! A partir de ahora, aunque no desvelo los hechos, sí que hablo de lo que sugiere la peli. Así que, si no la has visto, mejor que te lo saltes hasta la frase en NEGRITA Y SUBRAYADA para mantener la sorpresa...

Lo que pasa es que la peli ha empezado con un lado del dilema: el del amor.


Y la segunda parte te baja de las nubes amorosas, pasándose al otro lado del dilema: el del sueño de tu vida.

Y la cuestión que nos plantea la peli es que sacrificar tus sueños por alcanzar el amor, no funciona, no va a darte la felicidad (esa que ansiamos y con la que empezamos la peli).

Los protas tienen a su amor, pero les falta ese sueño, esa pasión, lo que les hace vibrar. Y en este caso sacrifican el amor por perseguir sus sueños.

Y ahí empieza la tercera y última parte, con otro punto de inflexión. 

¡¡¡OJO!!! Si has decidido seguir leyendo sin haber visto la peli, ahora viene un verdadero spoiler. ¿Seguro que no quieres saltártelo?

En esta tercera parte es donde la peli te hace pensar más en las dos opciones del dilema y se plantea claramente el mensaje. Bueno, en realidad me parecen dos mensajes:
  1. Sigue tus pasos y alcanza tus sueños, a pesar de que tengas que sacrificar cosas importantes (como el amor). Si algo te apasiona, ves a por ello.
  2. Puede ser que no tengas que sacrificar el amor por alcanzar tus sueños.

Hemos visto las dos opciones, amor o sueños, y ahora, de una forma casi más real que lo visto en las otras dos partes (en forma de recuerdos, grabaciones del pasado, como algo que realmente hubiera pasado), se nos presenta otra posibilidad, otra opción más: vemos lo que habría podido pasar si los personajes no hubieran dado por supuesto que había que elegir entre el amor y los sueños.

Muchas veces asumimos que no se puede tener todo, que hay que elegir. Y es posible que a veces no sea necesario renunciar a algunas cosas para conseguir otras. Pero en cualquier caso, hay que priorizar y caminar hacia tus sueños.

En resumen:
  • La canción inicial es un prólogo que da el tono, el objetivo: euforia, felicidad.
  • La primera parte consiste en conocer a alguien especial, enamorarse, encontrar el amor, dejar por ese amor los sueños en segundo plano, aunque los sueños siguen ahí requiriendo ser cumplidos.
  • La segunda parte consiste en elegir el camino que conduce a realizar los sueños que has querido y seguido siempre, conseguir que esos sueños se hagan realidad, renunciando al amor por alcanzarlos.
  • La tercera parte plantea la duda de si es necesario abandonar el amor por alcanzar los sueños, y presenta la opción de poder conseguir los sueños y mantener el amor, sin necesidad de renunciar a ninguno de los dos.
  • Al final lo importante es haber tomado decisiones, tener un objetivo, seguir un camino, realizar los sueños que te apasionan, llenan y satisfacen.
  • Y todo acompañado con música y canciones (cantadas y/o bailadas) que subrayan lo que se siente al pasar por cada momento.
El final es inesperado, y muy bien hecho, técnica y argumentalmente. Desde un punto de vista muy romántico, es un final triste. ¡Qué pena que consigan sus sueños y no lo hagan juntos! (yo habría llorado a moco tendido si hubiese visto la peli en casa solo). Pero cada uno ha seguido sus pasos, según sus prioridades. ¡Y así es la vida!

En ese final, cuando se encuentran y a ella se le pasa por la cabeza lo que habría podido pasar si hubieran continuado juntos, parece que uno de los dos va a dar un paso hacia el otro, que se reencontraránque retomarán de alguna forma su historia de amor (ahora ya realizando sus sueños). Pero no. La película te baja de esa "la-la land" y te pone los pies en la realidad, mostrándote (casi como con un bofetón) que la vida sigue según las elecciones que hemos hecho, con cierta puntual melancolía de lo que hubiera podido ser, pero con la satisfacción de hacer lo que te apasiona.

Aunque yo pienso que al final queda un resquicio de duda sobre si realmente se consigue a la satisfacción y felicidad al cumplir los sueños habiendo renunciado al amor.

¡YA PUEDES SEGUIR LEYENDO!

La cuestión no es que sin amor no se pueda ser feliz, o que sin cumplir tus sueños no se pueda ser feliz. Sino que renunciar a algo que quieres por conseguir otra cosa (sea sueños o amor), quizás no sea el camino, quizás no sea necesario, y quizás esa renuncia no nos lleve a ser felices. Quizás.

Pero lo principal es que cada uno tiene sus prioridades, sus sueños, y hace sus elecciones, independientemente de lo que podría haber pasado.

Los dos actores coprotagonistas, Ryan Gosling y Emma Stone, realizan una estupenda interpretación, realista y verosímil. Los dos actores encajan perfectamente, sin sobresalir ni taparse el uno al otro. Son dos personajes normales, con sus problemas, con sus inseguridades, con sus talentos, con sus necesidades, con sus manías, con su humor, con sus sueños... Y plasman perfectamente el proceso de enamorarse y la vida en pareja, como en la vida mismaHay escenas entre ellos que son totalmente cotidianas y factibles en cualquier pareja. Y te hacen querer que les vaya bien.

La escenografía, la imagen, y el color, todo muy bien conseguido, te meten en esa atmósfera de los musicales tradicionales. Y sin embargo es tan realista que a pesar de todo se siente muy actual. Los planos la hacen muy teatral, como si estuvieras viendo a los actores y las coreografías allí delante.

Y la música, muy buena, tanto por las melodías, como por las voces. La canción principal, "City of stars", se convierte en hilo conductor, en el alma de la historia. Los cantantes no son extraordinarios, lo que creo que ayuda a que las canciones no sobresalgan por encima de la propia historia. Es decir, no se trata de un musical donde lo guay es la banda sonora y la historia es casi una excusa para disfrutar de las canciones. Sino que las canciones, las melodías, los bailes, son más bien una forma de escenificar los sentimientos que brotan durante la historia, sin distraerte del argumento, sino complementándolo.

Todo, canciones, protagonistas, escenografía, se aglutina para contar esa historia, sin destacar más una cosa que la otra.

Bueno, y tras ver la peli, si no te gusta el jazz, tal vez empiece a gustarte.

Total, que me parece un planteamiento muy original y diferente, tanto en el concepto como en la realización. Y, tal como a mí me gusta, da qué pensar, en este caso sobre tu propia vida.


La peli es una incitación a tener sueños y seguirlos, y tener pasión por ellos. Aunque haya que renunciar a lo que no permite llegar a esos sueños. Quizás no haya que renunciar a todo, pero al final lo que importa es hacer las elecciones en la vida, y seguir adelante.

Es una peli romántica, graciosa, realista, con cierto toque dramático, y muy original. En todo caso, no esperes un típico musical o un musical 100% musical, y ten paciencia durante una primera parte con esa historia un poco más típica y tópica (aunque no llega a ser aburrida).

La recomiendo sin duda.





domingo, 15 de enero de 2017

LA LLEGADA

Diferente. Y a mí me gustó.

Al acabar la película tuve la sensación de que, de toda la sala del cine, a nadie le gustó la peli. Excepto a mí.

Aunque hay mucho efecto especial, no es una peli de "acción alienígena", con tiros, lásers y una gran batalla interestelar. Nada de eso. De hecho es una peli que se nos puede hacer bastante lenta (quizás a propósito).

Es una peli más bien de pensar.

Por una parte hay una trama sobre los extraterrestres que llegan, y qué hacen aquí, y por otra parte hay otra trama sobre la prota. Y las dos tramas se entremezclan hasta que finalmente una no puede estar sin la otra. Pero en realidad se prioriza el dramatismo de la prota (lo que hace, lo que siente, lo que le pasa), sobre qué hacen aquí los aliens (lo cual se dice, pero no se le da mucha importancia). 

El gran mensaje está claro (y tampoco creo que sea un spoiler...): en este planeta no hay manera de que nos pongamos de acuerdo y colaboremos sin más para el bien común. Es decir, que el tema de la peli sería la humanidad, cómo nos comportamos, y qué deberíamos aprender.

La peli consigue que esa incapacidad de unión y colaboración entre los humanos me diera mucha rabia, por lo real que esY esa falta de colaboración humana en realidad es una forma de barrera comunicativa, motivada por el miedo, por el poder, por el egoísmo, por los intereses personales o partidistas, por la competitividad...

Los efectos, la ambientación y la fotografía son excelentes. La nave y sus particulares leyes físicas, los alienígenas, los materiales, todo muy realista. Hay paisajes impresionantes, encuadres muy interesantes, y juegos de enfoque sugerentes. Los encuadres y enfoques también son una forma de diálogo, que apoya el tema de la comunicación.

Me sobró un poco (¡ATENCIÓN, SPOILER!) que los soldados decidieran por su cuenta poner una bomba a los extraterrestres (fin del spoiler). Subraya la idea del miedo irracional que algunos medios extienden, de actuar atacando como defensa ante lo desconocido... pero tampoco creo que aporte demasiado, y no tiene grandes consecuencias en la trama. Y no lo veo muy realista.


En cuanto a los personajes, la protagonista (Dra. Louise Banks) me parece muy conseguida, tanto en la actuación de la actriz (Amy Adams), como en el personaje en sí. Y es un personaje con el que consigues empatizar.

Sólo me parece un poco exagerado (¡ATENCIÓN, SPOILER en el resto del párrafo!) que en tan poco tiempo (y sin ninguna piedra de Rosetta ni mínimas pistas sobre cómo funciona el idioma alienígena) la experta lingüista consiga no sólo tener un vocabulario relativamente extenso, sino que además sabe cómo producir imágenes en ese idioma que los alienígenas pueden entender. Y en ese poco tiempo, tanto la Dra. Banks como alguien en otro lugar del mundo llegan a entender algo muy similar como el motivo de los extraterrestres para venir. Supongo que es licencia poética... o quizás es una forma de evidenciar que si se le ponen ganas, se pueden superar las barreras de comunicación hasta con extraterrestres.

A destacar que la prota de una peli de ciencia ficción no es un soldado, ni un cualquiera que salva el mundo, ni un astronauta... es una lingüista. Normalmente el científico es un personaje secundario, que a veces comete la estupidez más grande que hace que todo va mal. En cambio aquí es la heroína.

Queda un poco ridículo el papel del físico teórico (Ian Donnelly, interpretado por Jeremy Renner). Es muy simpático, pero no hace NADA, aparte de estar ahí, observar y tomar notas. Perdón, hace UN descubrimiento importante. Aparte de eso, la única razón de que lo contraten parece ser (¡ATENCIÓN, SPOILER en el resto del párrafo!) que la Dra. y él se enamoren al final, lo que explica los flashes futuros que son una parte importante de la historia.

En todo caso, me pareció una peli muy interesante. Presenta a los aliens desde el punto de vista de la comunicación. Lo que es bastante original (aunque no único). A diferencia de casi todas las pelis de extraterrestres, no sabemos si son buenos o malos hasta casi el final, y de hecho tampoco entonces lo sabemos realmente.

Además hasta el final no se entiende realmente todo lo que la película va desarrollando, y entonces se descubre que algunas cosas no eran lo que parecían. Para mí ese "anda, entonces resulta que aquello en realidad era..." es un chute muy estimulante. (¡ATENCIÓN, SPOILER en el resto del párrafo!) Se juega con la cronología desde el principio. Nuestro estándar es un tiempo lineal: lo que vemos antes sucede antes, y lo que recordamos es parte del pasado... Luego empezamos a ver cosas que no acaban de cuadrar, y no entendemos, nos desorientamos, nos perdemos un poco... Hasta que finalmente se nos deja claro que se nos ha estado mostrando (y de hecho se nos ha hecho vivir) otra concepción del tiempo (la de los extraterrestres, que la Dra. experimenta al aprender su idioma).

Y por supuesto, dentro de la comunicación, se habla de los idiomas, de la lingüística, de cómo nos comunicamos, de la interpretación de un idioma en otro (y su problemática). Lo que resulta muy original.

Una frase clave es "el idioma que hablas determina cómo piensas"... Es la base de la película, o más bien la base que explica la película, y que le da el giro final que da sentido a los flahes, a lo que pasa y cómo pasa.

Y otro tema importante que se lanza: "si pudieras ver toda tu vida de principio a fin, ¿cambiarías las cosas?". Quizás cambiarlas haría que te evitaras momentos dolorosos, o quizás haría que te perdieras cosas importantes que valen la pena. Y por otra parte, ¿podrías cambiar algo, o estaría el destino ya definido y fijado?

En definitiva, si quieres una peli de acción y alienígenas buenos o malos que nos invaden, ésta no te va a gustar. Si te abres a una historia que te haga pensar un poco y que vaya más allá de los propios extraterrestres, quizás disfrutes de la peli como yo lo he hecho.

Por cierto, esta vez no pongo el trailer, y recomiendo que no lo veáis, porque más que una muestra para dar ganas de ver la peli, es casi un resumen de todo lo principal (menos el desenlace y el giro sorpresa), y creo que es mejor verlo todo en la peli.



Y para finalizar, algunos comentarios sobre el idioma extraterrestre que nos muestra la peli (con perdón a los lingüistas y filólogos).

(¡ATENCIÓN, SPOILER hasta el final!)

El idioma que han inventado para la película a mí me parece brillante. Cuadra perfectamente con la historia y el mensaje, y consigue no tener nada que ver con los idiomas humanos.

Esa escritura que recuerda a la huella de una taza mojada (de café o de tinta negra...), tiene la forma circular adecuada para concordar con la idea de que los extraterrestres no conciben el tiempo como algo lineal, y por lo tanto su idioma (escrito) tampoco es lineal (o al revés).

Eso ya lo hace muy alienígena, ya que los idiomas humanos, que yo sepa, son todos lineales: una cosa tras otra (como nuestro concepto del tiempo), sean letras, palabras o frases, o incluso cifras, y hasta que no se llega al final, no se sabe cuál es realmente el mensaje. En cambio en este idioma extraterrestre el mensaje se crea de una vez, sin principio ni final, sin una cadencia (en nuestro concepto) temporal.

Además, es un idioma cuya versión escrita no es una transcripción de la versión hablada. Es más bien como un símbolo que contiene un significado. La forma del símbolo varía, modificando así el significado, con formas más simples o más complejas. Es decir, es un lenguaje gráfico basado en el diseño, no en la correspondencia fonológica. La forma hablada y la escrita son independientes, a diferencia de los idiomas humanos, donde son lo mismo en dos presentaciones diferentes (la palabra escrita "nueve" es una representación directa de cada sonido hablado, a diferencia del ideograma "9", que además en cada idioma se pronuncia diferente). Quizás lo que más se parecería (salvando las distancias de complejidad) serían los ideogramas o logogramas chinos o japoneses (kanji), o las señales de tráfico, por ejemplo.



Por eso, por muy experta que sea la prota (y sus homólogos de los otros lugares adonde llegan las otras naves), y aunque me parece que emplea la metodología de una lingüista de verdad, ante un idioma tan diferente y sin ninguna referencia previa, no me puedo creer que en unas semanas (¿quizás un par de meses?) ya sea posible una comunicación, entender y crear símbolos. Teniendo en cuenta que además las referencias culturales son abismales, y que el lenguaje hablado es completamente ininteligible (presuntamente por ambas partes). Y no se da ninguna pista en la peli sobre cómo la lingüista llega a entender lo que significan las partes de la circunferencia.

La peli habla de cómo el idioma de los extraterrestres está ligado a su forma de vivir la realidad (y el tiempo en particular). Lo que supone una cierta defensa de la variedad y riqueza idiomática, valorar cada idioma, pues implica una forma de ver y entender el mundo (o quizás incluso una forma de pensar, como dice la teoría que en que se basa la peli).



Así que usemos esos idiomas que tenemos para, siguiendo el mensaje de la peli, comuniquémonos más, y mejor.

sábado, 19 de noviembre de 2016

UN MONSTRUO VIENE A VERME

Esta vez voy a empezar con las pegas.

Por una parte, es drama, muy drama y mucho drama. Y es muy dura, sobretodo si alguien ha pasado por algo similar últimamente. Pero no, no, eso no es lo malo. Eso me parece muy bien (llorar es muy sano, aunque a mí me dé vergüenza hacerlo en público). Lo malo es que es un drama esperado. Es un drama donde ya sabes qué va a llegar, y llega casi clavado a como te lo imaginas. Aunque no por ello se pierde dramatismo (para mí y para todos los gemidos, sollozos y narices sonándose que se oían en la sala de cine).

De hecho, dándole un poco la vuelta a la pega, se consigue mantener la tensión dramática en escenas que se han "anunciado" y que la gente ve venir muchísimo antes. Supongo que es un signo de realismo ya que la situación que se cuenta en la película, en la realidad se puede vivir de forma similar. Pero la profunda tristeza que genera nuestras lágrimas no creo que surja de la maestría de hacernos llegar a ese punto, sino de escenas que ya de por sí son duras y dramáticas.

Hasta llegar al clímax de la peli y el desenlace, la película es lenta. No se me llegó a hacer pesada, pero es muy lenta. Sí que pasan cosas, y hasta hay un monstruo, ya lo sé, pero... está contado como una clase de mates, más que como una aventura. Le falta sorpresa, dinamismo, giros inesperados, contrastes, no sé... algo.

Más pegas... pues que el encuentro inicial del monstruo con el niño me parece muy exagerada y poco creíble (no desde el punto de vista de la interpretación sino del guión). El niño se muestra entre valiente, pasota y hasta un poco chulito frente a un ser enorme y que parece poco amigable. Vale. Pero cómo puede ser que no le dé ni pizca de miedo ese encuentro con un monstruo, y cuando ya le tiene confianza resulta que le aterroriza verle extender sus ramas por todas partes y rodearle con ellas. Mal...

La interpretación del padre (Toby Kebbell) me parece que no da mucho de sí. Y la de la madre (Felicity Jones), aunque me parece buena y creíble, es también un poco plana (se le da básicamente una faceta y se queda en su superficie). De hecho, no se profundiza en ninguno de los personajes, excepto el del prota, lo que evita que conectemos con ellos de una forma más personal y profunda (inconveniente especialmente en el caso de la madre y de la abuela).

OJO! (pequeño) SPOILER EN EL SIGUIENTE PÁRRAFO
Hay otra escena muy poco creíble: cuando el que acosa y pega al prota (que por otra parte no sabemos por qué lo hace), de repente y sin explicación, deja de hacerlo. Sólo tiene sentido por hacerlo encajar con el cuento correspondiente. Ni se justifica, ni sería usual que sucediera así. ¿Es posible?, pues sí, claro, podría pasar. Pero rechina un poco.

El monstruo está muy bien trabajado. Y me parece muy bien lo de que el niño use la fantasía para superar la situación (a lo "El Laberinto del Fauno") y llegar a la verdad, pero quizás no hacía falta darle tanta contundencia y espectacularidad, tanta que sin ello (el monstruo y lo que le envuelve), poco quedaría de la película, ya que la historia en sí es bastante sencilla. En realidad, toda esa parafernalia no complementa a la historia de base, sino que sucede en paralelo, más o menos independientes las dos. Sólo al final la historia del monstruo decide encajar y tener más sentido e impacto directo en la historia real.

Y para acabar con las pegas... a ver... si sobrecargas la película de dramatismo, por activa y por pasiva, en todos y cada uno de los personajes de la familia por una cosa o por otra... entonces no intentes meter chistes, por buenos e ingeniosos que sean, porque no funcionan. Los oyes, puedes reconocer que son graciosos (en otro contexto), pero no te ríes. Y al final, casi me molestaban porque no me aportaban nada... ni aligeran el dramatismo, ni aportan un punto de ironía, ni nada. Creo que sobran.

Bien. Además de todo eso, también hay muchas cosas positivas.

La interpretación del prota (Lewis MacDougall) es muy buena, demostrando la rabia de ese niño y su relación con su madre, y también la de la abuela (Sigourney Weaver), que es un personaje con algo más allá, aunque no se profundice mucho en él. Y hay una breve intervención de Geraldine Chaplin, que no sé si sería necesaria, pero le da un toque

Técnica y visualmente es extraordinaria. La escenografía muy conseguida, la fotografía muy trabajada, los ambientes y la atmósfera te meten realmente en la historia. Y hay que destacar los efectos especiales, claro. Y aunque los cuentos que cuenta el monstruo en sí no me parecieron muy elaborados, su animación visualmente es una maravilla, preciosa y delicada.



Como comentaba antes, y haciendo el símil con una montaña rusa, desde el inicio tuve la sensación de estar en una horizontal, con muy suaves subidas y bajadas. Pero, OJO! SPOILER EN LA SIGUIENTE PARTE DEL PÁRRAFO, a partir de cuando la madre anuncia que su situación es terminal (el clímax que comentaba antes), la montaña rusa de repente se precipita vertiginosamente, gira en tirabuzón y todas las emociones más o menos contenidas hasta entonces, empiezan a removerse y a florecer.

OJO! SPOILER EN EL SIGUIENTE PÁRRAFOAl final, el hecho de que la madre también conozca al monstruo me deja con la duda de si ese era también el recurso fantasioso de la madre para manejar su sufrimiento, o si la coincidencia reside en que el hijo también tiene cáncer... 

OJO! SPOILER EN EL SIGUIENTE PÁRRAFO
Destaco muy especialmente una escena que me parece muy buena: en plena vorágine durante el último cuento que Connor debe explicar al monstruo, y su avasallamiento para que el niño diga lo que piensa y siente de verdad, en plena caída en picado, de repente se produce... el vacío... un silencio absoluto lleno de contenido, de emoción, de pensamientos. Genial.


Y lo mejor seguramente es la enseñanza que proporciona la historia. Es una situación dura, sobre todo para un niño, y es una buena lección de vida que nos da qué pensar.

Ciertamente, tras varias lágrimas (que habrían sido muchas más si hubiera estado solo) salí del cine un poco tocado, acongojado. Pero con el concepto de la superación, de la verdad, de la honestidad emocional, de que las cosas no son como parecen, de la superación, rondando por mi cabeza.

No me parece planteada sólo como una película para adultos, pero por su dureza dramática tampoco diría que es una película para niños. De todas formas, seguramente podría tener un buen papel educativo en niños para tomar más consciencia de cómo poder atravesar y superar una situación como la planteada en la peli.

En definitiva, la recomiendo; si tienes un poco de paciencia al principio, si aprecias los detalles técnicos y visuales, y si te dejas llevar, seguramente saldrás del cine pensando en cosas profundas, que siempre es bueno.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Idiotas

La política... un rollo para unos (creo que muchos), apasionante para otros (creo que pocos). No es un tema del que suela hablar (ni escribir), aunque sí creo que hay que seguir un poco los acontecimientos, al menos para poder tener un criterio en el momento de votar.

Yo soy de los que creen que votar es un derecho que TODOS tendríamos que ejercer. Y ejercerlo consciente y consecuentemente, por supuesto.

Hay muchas opciones a las que puedes votar: conservador, progresista, independentista, unionista, federalista, nacionalista, comunista, socialista, capitalista, cristiano, laico, animalista, antisistema, mayoritario, minoritario, republicano, monárquico, europeísta, ecologista, feminista o lo que quieras (incluso opciones que no quiero ni nombrar). Pero hay que votar sabiendo al menos mínimamente lo que se vota y queriendo votarlo. Si no sabes o no te interesa, puedes votar en blanco. Y si no hay más remedio, pues no votes.

Pero lo de "voto a éste para que no salga aquél", o "no voto porque no me interesa la política", o "voto a éste porque siempre lo he votado", nos lleva, creo yo, a situaciones como que nos gobierne un partido (independientemente de que sea de derechas, izquierdas o centro) que no es que tenga casos de corrupción sino es que está plagado de corrupción, que muchas de sus comunicaciones carecen de contenido, que intenta defender lo indefendible, que se posiciona contra algo y luego lo realiza con creces, que critica sin argumentos ni dando alternativas razonadas, que se excusa en errores de otros para defender algunas de sus acciones y se atribuye como logro lo que ha sido producido por factores externos... y que ese partido sea votado mayoritariamente de nuevo, varias veces, a pesar de todo.

Para votar, prácticamente nada ha cambiado desde las primeras elecciones después de la dictadura de Franco...

Quizás digas o pienses que no te interese la política. Pero sí que te interesa (supongo) que la carretera que usas cada día para ir al trabajo no tenga hoyos, que si tienes una enfermedad grave un médico te cure lo antes posible, que tus hijos acaben la educación bien formados y con posibilidades de trabajar, que los impuestos no sean desmesurados, que tu esposo tenga una vida digna si tiene que usar una silla de ruedas para siempre, que siga existiendo el parque donde paseas con tu perro o llevas a tus hijos a jugar, que cuando pierdas el trabajo cobres un paro que te permita vivir, entre otras muchísimas cosas... Pues eso resulta que es política. Y aunque no te intereses por la política, la política sigue ahí, y te afecta a ti y a todos los demás, con unas consecuencias u otras según quién ejerza esa política, que posibilitamos nosotros con cada uno de nuestros votos.

Algunos vídeos de muestra, ejemplos de votantes probablemente elegidos por los autores del vídeo, pero votantes al fin y al cabo...









Antes de seguir, un par de términos y sus orígenes:
(información extraída de Wikipedia y de la página de este enlace)
  • Política: (del latín politĭcus, y éste del griego πολιτικός politikós, forma femenina del griego πολιτική politikḗ) era en su significado original "lo relativo a la polis, ciudad o Estado, y a sus ciudadanos", "lo social". La ciudad era la unidad estatal en Grecia, que era de carácter democrático. De este modo, todos los asuntos del Estado eran asuntos de todos los ciudadanos, es decir, de los habitantes de la ciudad con poder civil. Así los griegos empezaron a llamar a estos temas politikoí, en oposición a aquellos temas personales e intereses privados de los ciudadanos llamados ἰδιωτικός idiotikós, "privados". Más adelante los hombres que no se preocupasen de los temas concernientes a la "pólis" se llamarían ἰδιώτες idiotes, que significaba "ciudadanos privados o egoísta, que no se ocupa de los asuntos públicos" pero luego "incultos" o "no conocedor de las artes", derivando siglos más tarde a nuestra palabra actual "idiota" (del latín idiōta: "una persona normal y corriente", y en latín tardío "persona sin educación" o "ignorante"; y éste del griego ἰδιώτης idiṓtēs"persona privada de habilidad profesional", "ciudadano del mundo", "individuo"; de ἴδιος idios: "privado", "uno mismo").
  • Democracia (del latín tardío democratĭa, y éste del griego δημοκρατία dēmokratía) es un término acuñado en Atenas en el siglo V a. C. a partir de los vocablos δῆμος dḗmos, que puede traducirse como "pueblo", y κράτος krátos, que puede traducirse como "poder" o "gobierno". Sin embargo, el término demos parece haber sido un neologismo derivado de la fusión de las palabras δημιουργός dēmiurgós y γεώμορος geṓmorosEntonces, "democracia" significaba "gobierno de los artesanos y campesinos", excluyendo del mismo expresamente a los esclavos y a los nobles.
Ahora que tenemos esto en mente, sigo...

Resultado de imagen de cuatripartidismoEl bipartidismo no es bueno. Y lo hemos tenido durante mucho tiempo. De hecho, ha habido bipartidismo en las Elecciones Generales españolas desde las primeras elecciones tras la dictadura de Franco, en 1977, hasta las del 2011. Ahora que (desde 2015) finalmente hay más opciones con peso propio suficiente en el Parlamento, resulta que tenemos un cuatripartidismo que no sabe arrancar.


Parece claro que llegaremos a las terceras elecciones. Que por cierto caen (o, mejor dicho, han hecho caer) en 25 de diciembre. Y nadie parece poder o querer evitar que haya terceras elecciones. Quizás el desgaste, aburrimiento y desánimo desbloquee la situación en la tercera votación por falta de participación que favorezca a algún partido que llegue a una mayoría para gobernar. Qué triste ganar de esa forma.

El caso es que, si todo sigue así, cumpliremos y superaremos el año con un Gobierno en funciones, o sea, sin Gobierno. Con la parálisis política que eso conlleva (entre otras cosas, el Gobierno en funciones no puede presentar los Presupuestos Generales del Estado o proyectos de ley al Congreso, se paralizan las relaciones internacionales...).

Veamos lo que ha pasado y cuándo durante este largo periodo en funciones (siempre es bueno tener una visión general):

- Calendario de la XI legislatura:
  • 21/DIC/2015: (primeras) elecciones generales. Además de los dos partidos mayoritarios, PP (Mariano Rajoy) y PSOE (Pedro Sánchez), aparecen dos nuevos partidos con peso político en el Parlamento: Podemos (Pablo Iglesias) y Ciudadanos (Albert Ribera). Ninguno de los partidos consigue mayoría suficiente para poder gobernar. El PP propone un pacto PP-PSOE, para poder gobernar mediante la abstención del PSOE, pacto que es rechazado por el PSOE.
  • 23/DIC/2016: Rajoy inicia contactos con los diferentes partidos para buscar apoyos. Sánchez también.
  • 28/DIC/2016: el Comité Federal del PSOE acuerda no negociar con Podemos si no renuncian a proponer un referéndum en Cataluña. Rajoy se encuentra con Iglesias y Rivera: el primero confirma que Podemos impedirá un Gobierno del PP, el segundo confirma que Ciudadanos se abstendrá para posibilitar un Gobierno del PP en minoría (en todo caso se necesitan más abstenciones).
  • 29/DIC/2016: Rajoy dice en rueda de prensa que "lo que más se ajusta a la voluntad mayoritaria del conjunto de los españoles es formar un gobierno de amplo apoyo parlamentario (...) que pueda gobernar, que genere confianza dentro y fuera de España (...), y que proporcione estabilidad y certidumbre al conjunto de los agentes económicos y sociales, y a los inversores españoles y extranjeros, y en general al conjunto de nuestros compatriotas" (parece que Rajoy ha descubierto la clave de la política mundial... Perogrullo estaría orgulloso de él...). Y también dice que no ha conseguido ningún apoyo y tampoco ha pedido ningún apoyo a los líderes de partido con quienes se ha reunido... era "simplemente una toma de contacto"... (despacito y buena letra, sin prisas... no sea que consigamos un acuerdo demasiado rápido...).
  • 13/ENE/2016: se constituyen el Congreso de los Diputados y el Senado, y se designan los miembros de las Mesas correspondientes. Se elige a Patxi López, del PSOE, como Presidente del Congreso de los Diputados con apoyo del PSOE y Ciudadanos, y con el voto en blanco del PP.
  • 18/ENE/2016: una vez renovado el Congreso de los Diputados, el Rey Felipe VI inicia consultas con los representantes de los partidos políticos presentes en el Parlamento (entre los cuales, Iglesias le propuso un gobierno de izquierdas en coalición, con Sánchez como Presidente; y Sánchez rechazó la propuesta). ERC declina encontrarse con el Rey (porque éste no recibió a representantes de las instituciones catalanas: la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el presidente electo de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont); EH Bildu decide entonces declinar también.  
  • 22/ENE/2016: tras concluir la ronda de consultas, el Rey comunica que ofreció a Rajoy ser candidato para Presidente del Gobierno, por ser el PP la lista más votada en las elecciones, y que éste declinó la propuesta (en palabras de Rajoy "Le he agradecido el gesto, la deferencia que ha tenido con mi persona, pero le he dicho que (...) en este momento no estoy en condiciones de presentarme a la investidura porque no sólo no tengo todavía una mayoría de votos a favor sino que tengo una mayoría absoluta, acreditada, de votos en contra: 180 diputados como mínimo", y dice que en esta situación no quiere hacer que empiece el plazo de dos meses, cuando por ahora no tiene votos suficientes para ser investido).
  • 27/ENE/2016: dado el rechazo de Rajoy, el Rey inicia una segunda ronda de consultas con los representantes de los grupos políticos presentes en el Parlamento (excepto ERC y EH Bildu, que declinan de nuevo).
  • 2/FEB/2016: el Rey propone a Sánchez que se presente a la investidura, por representar al segundo partido más votado en las elecciones.
  • 23/FEB/2016el presidente del Congreso, Patxi López, adelanta el debate y votación de investidura (que anunció para el 2 y 3 de marzo) para el 1 y 2 de marzo.
  • 24/FEB/2016: el PSOE y Ciudadanos llegan a un acuerdo para investir a Sánchez, y entonces Podemos rompe las negociaciones con el PSOE. Ciudadanos intenta sin éxito que el PP se una al pacto y permita la investidura de Sánchez.
  • 1/MAR/2016: día elegido por el presidente del Congreso, Patxi López, para la celebración del primer debate de investidura.
  • 2/MAR/2016: primera votación de investidura en la que Sánchez no logra la confianza del Parlamento por 130 votos a favor (PSOE, Ciudadanos y Nueva Canarias), 1 abstención (Coalición Canaria) y 219 en contra, lejos de los 176 votos necesarios (mayoría absoluta) para ser investido Presidente del Gobierno.
"No se trata de un mercadillo" (2/MAR/2016).
  • 4/MAR/2016: segundo debate de investudura y segunda votación de investidura de Sánchez (48h después de la primera, como dice la Constitución): 131 votos a favor (PSOE, Ciudadanos, Nueva Canarias y Coalición Canaria) y 219 votos en contra, lejos también de la mayoría simple necesaria. Es la primera vez en la democracia española que el candidato propuesto por el Rey no obtiene la confianza del Parlamento.
"No vivimos en el reino de los sofistas, que insultan y desprecian a la verdad" (4/MAR/2016).
  • 7/MAR/2016: el Presidente del Congreso, Patxi López, anuncia que el Rey no va a hacer por ahora una tercera ronda de consultas para dar tiempo a que los partidos consigan acuerdos.
  • 12/ABR/2016el Rey decide hacer el 25 y 26 de abril una última ronda de consultas entre los partidos (excepto ERC y EH Bildu, que declinan de nuevo), antes de agotar el plazo para convocar nuevas elecciones (que siguiendo la Constitución se debe hacer 2 meses después de la primera votación de investidura). Está difícil debido a que el PP no ha podido pactar con ningún otro partido (el PSOE se niega a que el PP gobierne), y que Podemos no se suma al pacto entre PSOE y Ciudadanos, por las diferencias entre Podemos y Ciudadanos.
  • 3/MAY/2016: siguiendo la Constitución, dado que hasta el 2 de mayo (dos meses después de la primera votación de investidura) ningún candidato ha sido elegido para la presidencia del Gobierno, el Rey disuelve las Cortes y convoca nuevas elecciones para el 26 de junio.
  • 13/MAY/2016: se constituye la coalición Unidos Podemos (formada por Podemos, Izquierda Unida, Equo, y otras formaciones de izquierdas).
- Calendario de la XII legislatura, 6 meses después de las (primeras) elecciones del 21 de diciembre de 2015 (aquí hago más referencias a la normativa para entender mejor los plazos):
  • 26/JUN/2016: (segundas) elecciones generales, con los resultados que ya sabemos... sin opciones claras (de nuevo) para formar un Gobierno.
  • 5/JUL/2016: Rajoy busca aliados para poder ser investido presidente.
  • 19/JUL/2016Se constituyen las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado; según el artículo 68 de la Constitución, el Congreso se constituye dentro de los 25 días después de las elecciones), se designan los miembros de las Mesas y se vota como Presidenta del Parlamento a Ana Pastor, Ministra de Fomento del último Gobierno del PP, gracias a un acuerdo entre PP y Ciudadanos.
  • 26/JUL/2016: después de renovarse el Congreso, el Rey hace una ronda de consultas con los representantes de los partidos políticos presentes en el Parlamento (excepto ERC y EH Bildu, que declinan de nuevo), siguiendo el artículo 99.1 de la Constitución.
  • 28/JUL/2016: el Rey propone a Rajoy como candidato a Presidente del Gobierno, por ser el partido más votado en las elecciones. Rajoy le dice que no cuenta con apoyos, pero lo acepta (a diferencia de la legislatura anterior, que lo rechazó por no contar con apoyos suficientes para ser investido... quizás esta vez vio más posibilidades...), pero no deja claro si se presentará a investidura, diciendo que en un "plazo razonable de tiempo" informará de las gestiones hechas, de su resultado, de los apoyos conseguidos, y de si está en condiciones o no de formar gobierno (no presentarse sería no acatar la sagrada Constitución en su artículo 99.2, y además lo obliga el artículo 170 del reglamento del Congreso).
  • 9/AGO/2016: Rivera anuncia que negociará con Rajoy si éste acepta sus 6 medidas.
  • 18/AGO/2016: Rajoy acepta las medidas de Rivera, empiezan las negociaciones y comunica a la Presidenta del Congreso que está dispuesto a acudir a la investidura cuando ella lo considere oportuno. Y ella decide convocar el pleno de debate de investidura para el 30 de agosto (fecha elegida teniendo en cuenta "que España tenga un gobierno lo antes posible"...).
  • 28/AGO/2016: el PP y Ciudadanos firman un pacto para investir a Rajoy como Presidente del Gobierno. Intentan incluir al PSOE, pero Sánchez dice (de nuevo) que votará en contra. El PP también consigue llegar a un acuerdo con Coalición Canaria.
"Ninguna suma es posible, ninguna" (29/AGO/2016).
  • 30/AGO/2016: se celebra la sesión de investidura con el discurso de Rajoy.
  • 31/AGO/2016: intervienen en el debate de investidura los demás partidos y se realiza la (primera) votación de investidura (donde se necesita mayoría absoluta, es decir, al menos 176 votos a favor): 180 votos en contra y 170 votos a favor (PP, Ciudadanos y Coalición Canaria). Siguiendo el artículo 99.3 de la Constitución, al no haberse alcanzado mayoría, el candidato se debe someter a nueva votación 48h después de la primera.
"Esta investidura como un acto de campaña de las terceras elecciones" (31/AGO/2016).


"Los partidos políticos argumentan en torno a nosotros, pero no nos ven" (1/SEP/2016).
  • 2/SEP/2016: segunda votación de investidura (donde se necesita mayoría simple, es decir, más síes que noes): oh, sorpresa, sorpresa... 180 votos en contra y 170 votos a favor (PP, Ciudadanos y Coalición Canaria).
"Un líder político no es un líder político si no tiene una propuesta" (5/SEP/2016).


"El Partido Popular parece no entender la mugre en la que está metido" (6/SEP/2016).


"Vivimos en el tiempo de la proclamación" (7/SEP/2016).


"España es el parque temático de la corrupción" (14/SEP/2016).
  • 15/OCT/2016: Plazo límite de presentación de los Presupuestos a la Comisión Europea.
Hasta aquí los hechos. A partir de aquí, lo que dice la Constitución (artículos 99.4 y 99.5) es que el Rey puede hacer nuevas propuestas de candidatos (y puede repetir candidatos anteriores) para la presidencia del Gobierno, y si dos meses después de la primera votación de investidura (es decir, hay plazo hasta el 31/OCT/2016) ningún candidato consigue el apoyo del Parlamento, el Rey disuelve las Cortes y convoca (el 1/NOV/2016) nuevas elecciones (las terceras). 

Y entonces resulta que la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de Junio, del Régimen Electoral General (pfffff...) en su artículo 42.2 dice que las elecciones se tienen que celebrar 54 días después de la convocatoria (ni 53 ni 55...). Y eso sería el 25/DIC/2016 (domingo, claro). Pues eso... Navidad.

Es decir... que el hecho de que la fecha de las terceras elecciones caiga en Navidad, es consecuencia directa de que la Señora Presidenta del Congreso, Doña Ana Pastor, decidiera la fecha de investidura que decidió. Ole por ella.

Claro que si hubiese decidido la investidura para la siguiente semana, las terceras elecciones serían el 1/ENE/2017, Año Nuevo. Mal. Y si se hubiera fijado la fecha para aún una semana después, serían el 8/ENE/2017, con lo que la campaña electoral habría sido durante las fiestas navideñas (y se ve que el turrón y los polvorones no sientan bien en campaña... o algo...). Mucho mejor que todo eso es ir a votar el día de Navidad (y no digamos si te toca estar en mesa electoral).

Pero... así de repente se me ocurre... pensando mucho... y eso que no he estudiado ciencias políticas, ni siquiera astrofísica... ¿y sí se hubiera fijado la fecha de investidura una semana antes? Vaya... las elecciones habrían caído en el 18/DIC/2016, y todos contentos.

¿Ha sido, como dicen algunos, una treta del PP con la que presionar a Sánchez para que posibilite la investidura de Rajoy y de paso culpar al PSOE de dos cosas por el precio de una, si no se abstiene: de llevar al país a las terceras elecciones, y de que además sean en Navidad? ¿O ha sido simple descuido, desidia y despreocupación (ignorancia seguro que no ha sido...)? ¿Ha sido fruto de una ingenua seguridad de llegar a un acuerdo y no tener que ir a elecciones? ¿O ha sido fruto de incompetencia y negligencia? ¿La fecha navideña es una estrategia del PP para evitar que voten jóvenes de izquierdas, confiando en mantener a los fieles votantes de derechas? ¿Fue decisión únicamente de la Presidenta del Congreso, o tuvo Rajoy algo que ver? Nunca lo sabremos...

En todo caso, para evitarlo, por ejemplo, habría que cambiar el artículo 99.5 de la Constitución, reduciendo los dos meses de plazo para que el Rey disuelva las Cámaras. Pero claro, no sé yo si el Parlamento, con un Gobierno en funciones, puede cambiar la intocable Constitución...

También resulta que el artículo 51 de la LOREG (la Ley Electoral de antes) dice que la campaña electoral empieza 38 días después de la convocatoria (el 9/DIC/2016), y que dura 15 días (y tengamos en cuenta que el día antes de la votación tenemos la jornada de reflexión, regulada en el artículo 53 de la LOREG).

Así que parte de la atención se está llevando a proponer cambiar dicha ley electoral para acortar los 15 días establecidos de campaña electoral (total... llevan prácticamente desde las primeras elecciones haciendo campaña...), o proponer reducir el periodo administrativo antes de la campaña (sin tocar la campaña, pobrecita...), y otras propuestas varias...

Pero no está muy claro que sea posible ese cambio por parte de un Gobierno en funciones que no tiene plenas facultades, ni de un Parlamento que tampoco puede hacer mucho debido a tener un Gobierno en funciones.

En definitiva, ahora todos los partidos parecen quedarse congelados a la espera de los resultados de las elecciones gallegas y vascas del 25 de septiembre. Todo un "Juego de Tronos" (a la española, claro...) de posibles pactos e intercambio de apoyos entre partidos.

En resumen:

  • Hasta ahora el PP está dispuesto a unirse con el PSOE. El PSOE no quiere.
  • Ciudadanos y PNV son como agua y aceite.
  • El PP y Ciudadanos ya han demostrado su relación, así como Coalición Canaria.
  • El PSOE y Ciudadanos también podrían entenderse.
  • El PSOE y Unidos Podemos no acaban de cuadrar, por la cuestión del referéndum catalán.
  • Unidos Podemos hará todo lo posible por que el PP no gobierne.
  • Ni el PP ni el PSOE ni Ciudadanos están dispuestos a unirse con los partidos catalanes (independentistas).
A partir de esto, cualquier cosa puede ser posible e imposible y viceversa (ya sabemos que el "donde dije digo digo Diego", o el "ni digo digo ni digo Diego, sino todo lo contrario... en diferido" es el pan nuestro de cada día en bastantes de nuestros políticos, algunos en particular, y uno especialmente).

Pero la cuestión es que negociar y llegar a acuerdos parece imposible a gran escala. O hay mayorías (como mucho con pactos sencillos), o la cosa no tira.

Y si llegamos a las terceras elecciones y vuelve a calcarse el resultado, ¿quizás se prolongue la cosa hasta unas cuartas elecciones?, visto lo visto... 

En algunos países los gobiernos con varios partidos, incluso de derechas e izquierdas juntas, es habitual. En España no hay esa costumbre, como mucho se ha llegado al gobierno de uno de los dos grandes partidos con apoyo puntual de uno pequeño para conseguir mayoría.

Ahora cuatro es multitud, y no hay forma de que sea compañía... al menos no compañía suficiente. De hecho, ya estaba bastante claro cuando las segundas elecciones fueron casi un calco de las fracasadas primeras, que las terceras eran muuuuy probables...

¿Qué pasaría si TODOS votásemos en blanco? Pero TODOS. Es una pregunta retórica, claro, ya que es imposible que TODOS nos pongamos de acuerdo (si no pueden los políticos, y eso que ellos son unos cuantos menos y, además, profesionales...). Como protesta, y quizás inicio de algo diferente, no estaría nada mal...

Pero, como comentaba al inicio, es imposible sobre todo cuando los partidos tienen canteras de votantes (y votos inducidos...) que votan a sus partidos de siempre, de toda la vida, pase lo que pase, hagan lo que hagan, haya las opciones que haya...; cuando hay votantes a los que ya les va bien así, "para qué cambiar"; y cuando hay votantes que votan a un partido, o a un candidato, con el único objetivo de no votar a otro, o como castigo, o porque el candidato les cae bien, sin pensar que detrás hay un partido, una forma de hacer política, una ideología, un programa electoral...

Los políticos están ahí para solucionar las cosas. Elegimos a un Parlamento que elige a un Presidente, el cual forma un Gobierno: el Poder Ejecutivo... el que ejecuta, el que gestiona, el que administra, el que aplica las leyes (aprobadas en el Parlamento)... el que, en democracia, tiene que representar la voluntad del pueblo. Y para eso son profesionales a los que ponemos ahí con nuestros votos, para que solucionen problemas, y hagan que todo vaya bien (al menos para una gran mayoría de la población, no sólo para ellos o para unos cuantos).

Pero al final, después de ver tanto fraude, tanto interés personal o partidista, tanto juego sucio, tantas mentiras, tantas acciones injustificadas e injustificables, en vez de tener en cuenta el bienestar de la gente, sólo se puede concluir que los políticos actuales, algunos, o muchos, son idiotas. En el sentido original de la palabra, claro.